Tía hace una prueba para trabajar de escort de lujo

Esta mujer ha dejado su empleo como dependienta y ha decidido hacer una prueba para trabajar en el mundo del sexo de nivel. Lo que tiene que hacer es satisfacer a un actor muy conocido. Se ha quedado completamente desnuda y luego la tía le ha comido la polla durante un buen rato. A continuación, se ha abierto bien de piernas y se le ha puesto encima de la polla para dejarse penetrar de esa manera. No han tardado demasiado en poder llegar al orgasmo final.

Deja un comentario.