Se folla a su nueva empleada como prueba de bienvenida

Esta vieja se siente atraída por su nueva becaria. Así que, antes de mostrarle cómo funciona todo en la oficina, decide enseñarle cómo se hace una comida de coño en condiciones. La joven, que viene con ganas de aprender lo que sea, se deja asesorar por su jefa. Y ambas quedan una tarde para follar. La madurita le come el coño a su pupila de una manera sublime, e incluso se atreve a hacer lo propio con el ano. La becaria también tiene oportunidad de demostrar lo que sabe hacer y le realiza a su mentora una buena chupada de pezones.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*