Madura le come los huevos a su jefe

Esta mujer lleva trabajando en la empresa nada menos que 7 años y nunca ha tenido el ascenso que ha estado buscando. Es por ello, por lo que ha decidido comerle la polla al tío. Lo primer que ha hecho ha sido ponerse de rodillas y comerle las pelotas depiladas mientras este se iba a agitando la polla. Después ella se ha bajado las bragas se ha puesto a 4 patas y se ha dejado penetrar por detrás por la polla del tío.

Deja un comentario.